sábado, 2 de octubre de 2021

COMO ESTAR EN PAZ CUANDO TU MENTE SE MANTIENE INQUIETA Y ESTRESADA



Nuestra mente no descansa, se mantiene siempre activa, aun cuando hacemos las cosas más simples se mantiene en constante conversación con nosotros.

Incluso a media noche o de madrugada cuando el silencio es mayor, nuestras voces internas suelen ser más intensas y hablarnos más alto, son esos momentos en que buscamos cambiar el pensamiento y usar las técnicas que nos ayudaran a silenciar esa voz interna, pero justo cuando hacemos eso, nuestra mente suele subir el tono y no dejarnos tranquilos.

Luego de haber leído y hablado con personas que practican mindfulness, yoga, entre otras técnicas que ayudan a conseguir serenidad, pude aprender lo siguiente:

1- Acepta que es imposible callar a tu mente.

Tu mente siempre te hablará, existirán momentos que te dirá cosas que no quieres escuchar y te recordará de malas decisiones e incluso de cosas que olvidaste....Oops.  Esto no es algo malo, es normal. Así debe funcionar tu cerebro, es como que quisieras poner en silencio tus oídos a los sonidos y ruidos, o no tener olfato o no ver cuando tengas tus ojos abiertos.

Hay que aceptar que no podrás silenciar por completo a tu voz interna, mientras más te resistas es muy probable que se mantenga hablándote.

2- No te juzgues

Una mente en paz no es una sin ningún pensamiento, más bien está en paz cuando decides aceptar los pensamientos y emociones que te cruzan por la mente. Cuando haces esto sin juzgarte, tu mente empezará a calmarse.

3- Separa el análisis de la acción

Cuando estas en una actividad que requiere de tu total concentración, es muy difícil que tu mente te hable de otra cosa, por ejemplo, si estas cruzando un puente o un sendero que tiene momentos que pueden ser peligrosos, tendrás un total enfoque de donde das cada paso, estarás atento a los sonidos, paisaje y todo tu entorno, es un buen ejemplo de estar en el presente.

La razón del porque esto ocurre en estas situaciones, se debe a que ya sabes a dónde vas, como llegar y el propósito de tu viaje, esto te ayuda a evitar cualquier análisis sobre el pasado o futuro y permanecer en el presente.

Cada vez que analizas, siempre estás pensando en pasado y futuro, esto inmediatamente te excluye de tu presente y es donde regularmente empieza la tormenta mental.

4- Enfócate en una sola cosa

Procura enfocarte en lo que estás haciendo, tu mente siempre te estará hablando y hay momentos donde te puede distraer, procura utilizar técnicas que te mantengan enfocado, puede ser momentos de meditación, alarmas y listas que te recuerden y te mantengan en el presente.

Algunos trucos que he leído para aumentar el enfoque y estar en el presente:

- Recuérdate mentalmente de lo que haces:

Por ejemplo, cuando te estés lavando las manos, repítete a ti mismo en tu mente: "me estoy lavando las manos", "me estoy lavando las manos"

- Realiza las cosas de manera diferente:

Utiliza tu mano opuesta, has actividades con los ojos cerrados, utiliza caminos distintos, realizas las cosas como si estuvieras en cámara lenta. Esto ayudará que hagas un ligero esfuerzo mental en lo que haces y no vayas en automático, provocando mantenerte en el presente.

Estas son algunas técnicas que pueden ayudar, procura no juzgarte, aprende a estar bien con la realidad y estar más relajado.  Cuando hagas esto lograrás estar más en paz contigo mismo, no porque tu mente te dejara de hablar, más bien porque estarás alejando los pensamientos negativos, en la medida que logres poner en práctica estas técnicas conseguirás una mente más tranquila.

¿Y a ti que te funciona?

 

Jonathan Nouel